sábado, 6 de febrero de 2016

Los Dos Rostros de Eros: Noreña y Caravaggio o Baglione Por Alberto Espinosa Orozco

Los Dos Rostros de Eros: Noreña y Caravaggio o Baglione 
Por Alberto Espinosa Orozco





  El MUNAL atesora en su colección la obra escultórica de Miguel Noreña La Lección (Sátiro y el Amor). Compleja obra, y perturbadora, en la que el acompañante de Pan y de Dionisio abraza malicioso al Amor (Eros o Cupido), llevando la boca a su oído para mal aconsejarlo, pues la naturaleza subversiva del lesivo romano lo impele a romper con el orden y el decoro, intentando incluso corromper de ser posible al mismo dios de las dulces flechas. Imagen crítica de su tiempo, que presenta la contrapartida moderna y pesimista de nuestra era, específicamente al intentar obtener el amor por medios venales. Espíritu contrastante con el piadoso optimismo del barroco que suponía la imagen de El Eros divino derrotando al Eros terrenal, por Giovanni Baglione, 1602.



    Esta escultura de Noreña, vaciada al bronce, se encuentra reproducida ahora en el Paseo de las Esculturas de Álvaro Obregón. 




 Miguel Noreña nació en la Ciudad de México en 1843. Estudió en la Academia de San Carlos donde ganó una pensión para especializarse en Europa, viviendo en Paris por varios años. A su regreso sucedió a Vilar como maestro de escultura y en 1868 fue nombrado Director de Escultura de la Academia, en sustitución de Felipe Sojo. Su obra se caracteriza por la búsqueda de la identidad nacional, también por una completa sustitución de los motivos religiosos en sus trabajos a cambio de recibir contratos con el gobierno, así como por haber sido maestro de la generación con que cierra el siglo XIX mexicano: Jesús Fructuoso Contreras, Gabriel Guerra y Enrique Guerra.


    Giovanni Baglione (1566-1643) fue un pintor italiano manierista tardío y temprano barroco pintor e historiador del arte. Más recordado por su participación áspera y perjudicial con el artista, un poco más joven que él, Caravaggio. Nació y murió en Roma. Pasó de 1621 a1622 en Mantua como el artista de la corte del duque Ferdinando Gonzaga, donde la exposición a la fabulosa colección de pinturas venecianas Gonzaga influyó en su estilo. Tuvo una exitosa carrera, recibiendo un caballero Papal en la Suprema Orden de Cristo (la más alta de las órdenes papales) en 1606, y su larga relación en  Roma con la Academia di San Luca, ya que  sus biografías revelan "un artista obsesionado con el estado". Publicó dos libros, Las nueve iglesias de Roma (Le nove chiese di Roma 1639), y La vida de los pintores, escultores, arquitectos y grabadores, activos 1572-1642 (Le Vite de 'Pittori, scultori, architetti, ed Intagliatori dal Pontificato di Gregorio XII del 1572. fino a 'tempi de Papa Urbano VIII. nel 1642 , 1642). Sus biografías cubren más de doscientos artistas en diversos medios de comunicación, todos los cuales habían trabajado en Roma y estaban muertos en el momento en que publicó su obra.


   La pintura más conocida de Baglione, también llamada Amor Sagrado y Amor Profano, donde Eros desnudo en compañía de un enrojecido sátiro se prepara para recibir el castigo del ángel bienhechor, fue una respuesta directa a la obra de Michelangelo Merisi da Caravaggio, llamada Amor Vincit Omnia (1601-1602), donde en cambio se muestra a una Eros ambiguo y envilecido, cuyas negras alas de águila lo delatan como ave de mal agüero. Conflicto entre el querubín Putty y el dios Eros, o entre el eros terrestre y el celeste, en una palabra, tema que el maestro mexicano Noreña recrea con gran originalidad y contención clásica, dialogando con la tradición, bajo la forma de un angelical pero pervertido sileno y el pequeño niño alado. 



   Hay que agregar la íntima relación que guarda la obra del escultor mexicano con otra de su discípulo Gabriel Guerra llamada La Lección o La Ninfa y el Amor, donde con otras formas se repite la misma escena de la venalización del amor o su corrupción por las malas artes de los caprichos de la concupiscencia. 




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada