viernes, 30 de octubre de 2015

Sobre la Anomia Moral Por Alberto Espinosa Orozco

Sobre la Anomia Moral
Por Alberto Espinosa Orozco




I
El mal triunfante y premiado y el bien no premiado sino ignorado y hasta castigado, son límites parejos.

II
El mal no penado sino sobre impune triunfante y el bien no premiado sino desdeñado y hasta penado son los límites parejos de la axiología invertida, que es carencia de normas morales redundante en barbarie.


III
La anomia moral es la consecuencia de la famosa libertad de pensamiento de los modernos, en el fondo perfectamente anarquista, conducente a la creencia inmoral de que, luego de revelarse contra los maestros y la tradición, es posible creer e incluso hacer cualquier cosa -derivada de la idea central de la conciencia mágica, enajenada, de que el hombre puede hacer o ser lo que le venga en gana, que es la parte idealista también de algunas mentes réprobas -que al topar contra el límite de lo real, se conforman con su ámbito de influencia personal siendo entonces "auténticos" .


IV
El principio igualitario ve su límite con la falta de respeto de aquellos que se igualan o con los igualados, que se pasan por el forro las escalas, las categorías y las jerarquías morales y sociales -no para ser fraternos como nuestros hermanos, sino para mandar, como nuestros padres.


V
El maleamiento de la conciencia social de la que habla Einstein, consistente en destacar a alguno por arriba de sus merecimientos y capacidades, lo es injurioso para la sociedad, que se degrada con ello, inoculado más que un principio, inexistenete, una finalidad inmoral en su seno, y un mal para aquel que es injustificadamente destacado también, inoculado tanto en el sujeto, que encarna tales fines, como en la comunidad el maligno chancro de la anomia moral y del subjetivismo rampante.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada