viernes, 2 de octubre de 2015

Canten Letras, Guitarrones Por Alberto Espinosa Orozco


Canten Letras, Guitarrones
Por Alberto Espinosa Orozco



Canten letras, canten ranas,/
bailen cuajos vespertinos/
chillen, bufen serpentones/
en coros de bandolines/
-que vuelven las golondrinas/
en otra vuelta de tuerca/
haciendo girar la puerta/
en esta tierra desierta./

Canten ranas, guitarrones/
los platillos, las vihuelas/
al compás de los trombones/
entre sones de violones./
Canten moscas y lagartos/
ante las letras del canto:/
que bailen los alacranes/
-y se repartan los panes./

Cante el profe Petronilo/
rodeado de sus pupilos;/
cante Emigdio, cante Soco/
olvidando los congojos,/
que son los males despojos/
ante los bienes eternos/
-que nos vistan en sueños/
como si fueran rastrojos./
Y que bramen los muy perversos:/
que se retuerzan sus versos./

Que vuelen hasta La Peña/
estos versos con sofoco,/
 -en su pico por paloma/
o con corcho en la botella-,/
a las letras nuestras dueñas/
de la fuente lugareña/
-y a la estrella durangueña,/
que no ha de poder borrar/
sinagoga de Satanás/
ni el infiel de Barrabás./

Que canten los bardos todos/
con las poetizas aladas/
que urden hechizos de hadas;/
que vuelva a cantar el canto/
 a inventar que inventa tanto:/
que la mañana es hermosa/
por las bocas primorosas/
que encantan al desencanto./

Que en la charca cenagosa/
canten las sierpes también,/
-que la canalla roñosa/
ya no puede ser dañosa/
con su ponzoña llorosa/
en la noche jubilosa.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada