martes, 22 de septiembre de 2015

Réquiem Por Alberto Espinosa

Réquiem 
Por Alberto Espinosa





Los ojos se llenaron de tierra

y sangre coagulada

las rosas sin perder su dulce aroma

fueron de cárdena apagada

las manos enterraron los fusiles

junto con el odio de las balas

alzó entonces el pueblo

la frente a las alturas despejadas

-mientras los ojos, con el agua pura

de otro sol, resucitaban.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada