martes, 11 de agosto de 2015

Desde el Gran Valle Norteño Por Alberto Espinosa

Desde el Gran Valle Norteño
Por Alberto Espinosa




I
No el sufijo duranguense
-Que suena a estadounidense-
Hace a esta tierra de ensueño
Sino el ser buen durangueño.

Que recibe al afuereño
Sin asomo de desdeño
-Aunque éste sea defeño
Igual que con el isleño.

Con sus ríos marmoleños
En paisajes rivereños
Con manjares navideños
Y misterios zarzaleños.

Mil alacranes sedeños,
mil rincones hogareños, 
entre venados trigueños
y sus cascadas de sueño. 

Todos vamos al empeño
Desde el grande hasta el pequeño:
Gloria de ser buen norteño  
Es el ser del lugareño.

Tierra de clima halagüeño
Donde cocinan con leños
Bajo de un cielo risueño
Los gentiles durangueños.








No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada