jueves, 2 de julio de 2015

El Sueño de un Sueño Por Alberto Espinosa Orozco

El Sueño de un Sueño
Por Alberto Espinosa Orozco


Los sueños que ingrávidos flotaron
Sobre una alfombra de moradas jacarandas
Cuyos copos caían como estrellas desde un cielo otoñal
Tenían en la banqueta ajada de la vieja casa
El puerto de un lago, misterioso y diminuto,
No más grande que una lata de sardinas
Donde bajo la forma de un espejo el cielo entero se asomaba
Y en la noche marina los reflejos de las estrellas cristalinas.

El sueño, si, el mismo sueño que flotaba
Sobre una alfombra de moradas jacarandas
Se volvió de pronto torvo y sucio y el estanque
Perdido en un recodo del camino, presa de olvido,
Se saturó de un limo extraño de congojas purpurinas.

Entonces la ciudad se perdió como entre ruinas
Que el tiempo destruyó al igual que la laguna diminuta, 

que imaginaba como un mar en esos días, convertida
En sueños rotos que se van a pique, sobre un espejo 

Cuyas aguas, en el bochorno del verano, se desecan,
Quedando sólo el fantasma añil de un mar agriado,
Como un naufragio desecado que se volvió en desierto
Donde ahora flota el polvo amargo en torbellinos
De hinchazón, de tedio, de menosprecio, de especulo.

La tristeza tan triste de una historia que se pierde
Entre astrosos arcos que no sostienen ningún nicho
En el sofoco pardo de un tiempo viscoso que se horada,
Dispersado en las aceras polvorientas de la amnesia;
Es la historia del error, aletargada, la historia errada,
Cuyo peso fue doblando las muñecas para escapar,
Como escapa la arena de la mar empuñada entre los dedos,
Que se esfuma, cual fantasma, que se escapa, como un sueño,
Que no era real, que no era nada, como un cuerpo irreal,
Como el cuerpo salitroso de la sal, sin agua y sin tibieza,
Que coincide con el sueño, con la nada y la pereza.



México Alberto Espinosa
IX Concurso de El Desván de la Aurora




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada