domingo, 7 de junio de 2015

Las Coloridas Fiestas de Toros Por Ehryu Kiu

Las Coloridas Fiestas de Toros
Por  Ehryu Kiu






   Las corridas de toros, fueron el principio de la civilización, son la conmemoración del hombre cuando por primera vez se enfrento a la bestia y por ende logra el dominio de si mismo, son el principio de la humanidad. Quizá hoy esta ceremonia no tiene sentido para nosotros, ni entendemos la herencia tan preciada que nos dejaron nuestros antepasados, porque vivimos en una época en la que la bestia debe dominar contra lo humano y al contrario de las épocas pasadas, la sociedad nos empuja a que esto sea así.
   Hoy no podemos ver ni en pintura al cristianismo, ni a la tauromaquia porque la filosofía de este tiempo es la bestia primero, la consagración de lo bestial. El fundamento del cristianismo es el del hombre contra la bestia y en la tauromaquia pervive la escancia de la crucifixión: el toro, hombre bestia, y su muerte para dar nacimiento al hombre divino.
   Sin embargo, estos rituales en tiempos prehistóricos eran sumamente diferentes y se hacían con una actitud diferente hacia el animal. En tiempos en los que los contrarios podían convivir y el hombre tenía la capacidad de conciliarlos, el animal era dios y demonio al mismo tiempo, y la intención no era la de lucirse, sino otra más interior y reflexiva.


   Practiquemos la tauromaquia, que no se pierda esta gran tradición humana. Practiquémosla desde adentro, al cotidiano, en cada gesto.








No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada