martes, 5 de mayo de 2015

Nocturno Lunático Por Alberto Espinosa Orozco

Nocturno Lunático
Por Alberto Espinosa 



Tímido arbotante de diez mi watts de potencia deslucida,
preciosa perla que eclipsada el progreso en prisa
de la circular ciudad, incendiada y nocturnal.

Y sin embargo, nunca ha dejado de sonreírnos
con su humedad, en su creciente repisa de vagas nubes
o empotrada en la lápida fría del desolado ónix.

Refuljo de resaca cristalina que por su envés y su revés
nunca ha dejado de volver para invadirnos
con su tremendo prestigio santo,
 con su cambiar rodante,
y su fulgor helado y titubeante.

Me embriaga de vez en vez
la nostalgia de su insólito contraste:
los caprichos níveos de su copa transparente
y la mixtura alcohólica de yin & tonics
que delirante y desde no sé donde
noche a noche da cuerpo a las cenizas
aglutinando el polvo de mi ave fénix.

















No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada