lunes, 9 de marzo de 2015

Desierto Por Alberto Espinosa Orozco


Desierto
Por Alberto Espinosa orozco






I
Me fui como la gruya
 del refrán al desierto
 donde comen polvo
 los demonios sedientos
 es de oro el seco viento
 y me rozó la zarza ardiendo.




II
Me asomaré a beber en el desierto,
donde las aguas del cielo son más claras
y la tierra está más cerca del infierno;
el tiempo habrá pasado por mi cuerpo
y el espejo me dará el vero reflejo
de otro hombre viviendo con mi nombre
en los sinuosos contornos de otra vida
marcada por las huellas de un sendero
trunco en que se abre otro sendero
-la poesía, me dirás, hará más clara
la terca soledad de los naufragios,
y la costa arenosa entre los pasos
pondrá la roca debajo de la lengua
para hacer de terciopelo las palabras.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada