miércoles, 25 de junio de 2014

La voladura del Palacio Federal de Zacatecas, el 23 de Junio de 1914 Por Bernardo del Hoyo Calzada

La voladura del Palacio Federal de Zacatecas, el 23 de Junio de 1914.
Por Bernardo del Hoyo Calzada

El Palacio Federal, en otros tiempos “Palacio de la Real Caja de Zacatecas”, construido en el siglo XVIII.
Muchos historiadores dan la razón a Villa de haber matado al Teniente Coronel Leobardo Bernal culpándolo de la explosión y voladura del Palacio Federal, cuando fueron sus constitucionalistas los que provocaron este desgraciado suceso, porque entre las ruinas estaban federales y revolucionarios. No se investigó, ni hubo juicio legal. Pancho Villa quería hacer creer que los fedérale habían volado el edificio para no dejarle el parque, así comenzó la historia oficial de la Toma de Zacatecas, los liberales en favor de Pancho Villa y los conservadores como don Manuel Martínez y García, dando a conocer la realidad de las cosas, otros historiadores zacatecanos han distorsionado la historia de la Batalla de Zacatecas para fines políticos y otras cosas, sin investigar a fondo los procedimientos de Pancho Villa, como los dio a conocer Guilly en el periódico “El Pregonero”, de Zacatecas, el informe de León Canova, que coincide casi con el de Martínez y García.
León Canvoa dice que: “El responsable de esta atrocidad fue el coronel Bernal, el jefe político de la Ciudad bajo los federales. Lo apresaron al día siguiente, escondido en el Hotel Francés. Cuando lo llevaron ante el General Villa acepto su responsabilidad por la explosión. Fue fusilado de inmediato por orden de Villa.
Manuel Martínez y García, en su libro Reminiscencias Históricas Zacatecanas. Nos dice lo siguiente.
“Días antes había sido fusilado el Teniente Coronel don Leobardo Bernal, que durante el asedio había fungido como Jefe Político de la Ciudad, y quien fue víctima de una infame delación de parte de un extranjero; al Coronel Bernal, se le imputa haber minado la Ciudad, embuste absurdo e imbécil que solo los tontos y los necios aceptaron, pues si tal cosa se hubiera hecho, la catástrofe más espantosa hubiera sucedido, ya que por la conformación del terreno de esta Ciudad, así como por los innumerables túneles mineros que existen en el subsuelo, hubieron producido una horrible hecatombe. La suposición se basa en la voladura del Palacio Federal, pero esta se efectuó en virtud de que había almacenados en los salones gran número de bombas explosivas y sobre todo unas máquinas infernales que el Gral. Argumedo había quitado a los revolucionarios que operaban en la vía de San Luis Potosí, y los cuales estaban fabricadas con las capsulas que se usan para exportar el carbono líquido y que por sus dimensiones y conformación se prestaba para hacer maquinas eficientes y terribles por el gran radio que alcanzaban, y al caer la plaza en poder de los rebeldes muchos de estos sin tomar precaución alguna se dirigieron a las bodegas de dicho Palacio, y como no encontraran las llaves empezaron a disparar sus armas con el objeto de romper las cerraduras, algún proyectil inflamó las bombas y se produjo la voladura, que a otras circunstancias o sea minado hubiera hecho una hecatombe horrible, y no solo se hubiera derrumbado, como sucedió; pero explicar tal cosa hubiera sido perfectamente inútil, puesto que se mataba porque si, como aconteció con el joven Tomas Medina, fusilado solo porque dijo que era pariente del General Medina Barrón. En la Explosión del Palacio Federal murió el Señor Lic. Manuel Magallanes, Magistrado al Supremo Tribunal de Justicia, junto con su familia, no habiéndose salvado sino un hijo pequeño, sacado milagrosamente ileso del derrumbe.
Tal hecho se debió a que la casa habitación del Sr. Magallanes se encontraba pegada al Palacio y al caer este, y como la explosión sin duda se verifico en aquel costado, por estar ahí los almacenes de explosivos, se desplomo la casa. Una botica, propiedad del Sr. Dr. López de Lara que se encontraba establecida en los bajos de la casa referida también se derrumbó.” (Ver lo de Víctor Hugo Ramírez Lozano “Milagro en la Toma de Zacateca de 1914”). 25 de Junio de 2014.




Fotografía colección: don José Manuel Enciso González. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada