domingo, 9 de febrero de 2014

La Parroquia Mayor de Zacatecas Por Bernardo del Hoyo Calzada

La Parroquia Mayor de Zacatecas
Por Bernardo del Hoyo Calzada




   La Parroquia Mayor de Zacatecas hoy Catedral, fue dedicada en el año de 1752 en la festividad de Nuestra Señora de la Asunción que es el 15 de agosto.
   Los mineros de Zacatecas tenían una especial devoción a Nuestra Señora de la Asunción y dedicaron la Parroquia Mayor a la dicha Virgen María en su advocación de la Asunción. Y para el interior, en su retablo mayor colocaron a Nuestra Señora de la Asunción, y a sus pies, de media talla los doce apóstoles, y en el mismo retablo las imágenes de San Francisco, San Agustín, Santo Domingo, San Pedro Nolasco, San Juan de Dios y San Ignacio de Loyola, que son los fundadores de las órdenes religiosas que estuvieron en Zacatecas. No así en la portada o imafronte, en la que colocaron a los Doce Apóstoles, que es el apostolado que siempre se coloca a los pies de la Virgen de la Asunción y la forma en que se colocaron nos lo dice el padre Miqueo como las doce Piedras Preciosas, o sea los doce Apóstoles colocados a la manera de un pectoral que usa el sacerdote judío.
   El padre Gabriel Miqueo en su muy detallada descripción sobre la Parroquia Mayor al referirse sobre la Portada Principal de la Catedral nos dice lo siguiente:
“Repartidos en los tres cuerpos se cuentan trece nichos, cuyo suelo o pavimento son vistosas repisas platerescas, en que se mantienen y descansan las doce piedras preciosas de los sagrados Apóstoles, talladas en piedra, y la angular, Cristo Jesús, todos de estatura un poco mayor que la natural de un hombre bien conformado. Con la cual ya sin temeridad podré decir, que es tan hermosa esta portada, como la entrada de la gloria; pues si de las doce misteriosas, estas son otras tantas preciosas piedras del ornamento, piedras preciosas, o anchurosas puertas son las que se veneran a la entrada, o portada de la gloria de este templo, ó de este templo de la gloria, y esto aun careciendo todavía del complemento su exterior adorno, que son las torres, cabal encarnizamiento, necesario número de almenas, y adorno de las dos portadas laterales”.

   Los doce apóstoles son: Santiago el menor, Tomás, Juan, Santiago el mayor, Andrés, Pedro, Felipe, Judas Tadeo, Simón, Mateo, Bartolomé y Judas Iscariote.
   La historiadora judía Schulamith Halevy me ha dicho que el pectoral judío que usaba el Sacerdote se llama Hosehen. Estos doce apóstoles se representan en la Portada Principal a manera de un “Hoshen”, que aún se usa actualmente en algunas Sinagogas. Y puede usarse en dos distintas formas, tres por cuatro o cuatro por tres, como están colocados los apóstoles en la portada. El hoshen tenía debajo de cada piedra preciosa los nombres de las doce tribus de Israel. El nombre de hoshen corresponde al Gosén que se encuentra en el delta del rio Nilo, donde vivieron las doce tribus de Israel durante su cautiverio en Egipto. Y las doce tribus de Israel son: Judá, Simeón o Simón, Benjamín, Dan, Efraín, Manases, Isacar, Zabulón, Aser, Neftalí, Rubén y Gad.
   La fachada de la Catedral tiene en vez de las doce piedras preciosas del Hoshen judío, a los doce apóstoles, las piedras preciosas representan a las doce tribus de Israel, y también se usan para los doce meses del año, como lo uso el Padre Bezanilla en su devocionario y estas piedras preciosas se encuentran en la Biblia , son las siguientes:
1.-Sárdio.- (Bezanilla lo pone en el mes de Febrero). 2.-Topacio.- (Mayo). 3.-Esmeralda.- (Diciembre). 4.-Carbunclo o Rubí.- (Junio –como Chrysopraso o Crisoprasa). 5.- Zaphiro o Zafiro.- (Octubre). 6.-Jaspe. (Septiembre). 7.- Ligurio o Jacinto.- (Julio). 8.-Ágata o Calcedonio (Calcedonia).- (Noviembre). 9.-Amethysto o Amatista.- (Agosto). 10.-Chysólito o Crisolito.- (Marzo). 11.-Ónyx u Ónice o Sardonio.- (Enero). 12.- Berylo.-Berilio o Jade.- (Abril).
   En el museo de Guadalupe se puede observar una pintura de un pasaje de la Pasión de Jesucristo pintado por Gabriel José de Ovalle en el año de 1749 y en que se aprecia a un Sacerdote Judío que tiene en el pecho el pectoral con las doce piedras preciosas.
   Sobre la ventana del coro nos dice el padre Miqueo:

“Envidioso, cuando no es su altura (que se compone de nueve varas) si en los primores, pretende competirle el segundo cuerpo, manteniendo otras seis columnas sin más diferencia en su adorno, que ser las bichas ocho y doce los niños; más con todo se obstenta glorioso por parecerle, ganó la primacía, rasgando en su medio una cuantiosa ventana de figura ochavada, en cuyos cuadros se erigen las minas, en que de medio relieve esculpieron los más pulidos cinceles las cuatro lumbreras, que iluminan, como Doctores, con sus plumas el cielo de la Iglesia, y se remontan sus vuelos en debidos elogios del divino Sacramento, que en la clave de la ventana se halla descifrado por una exquisita custodia, que la corona”.
   En arquitectura, la ventana del coro de figura ochavada, se le ha llamado de varios modos, rosetón, óculo y gran rosa. Pero ninguno de los autores menciona el vitral del siglo XVIII, ni que en el vitral estuviera la imagen de la Asunción. Porque sería fácil de comprender que el motivo principal de la portada es la imagen de Nuestra Señora en su Asunción al cielo, presidida por la Santísima Trinidad y los apóstoles que presenciaron la subida al cielo de la Virgen.
   En el encuadramiento se encuentran los cuatro grandes Doctores de la Iglesia Latina y depositarios de la sabiduría eclesial:
   San Agustín se identifica porque tiene una pequeña iglesia que representa una Basílica Laterana, la Madre Iglesia Universal. Se dice que los que han fundado grandes órdenes religiosas se representan con una iglesia en la mano, como Santo Domingo de Guzmán y San Agustín, esta iglesia la tiene en la esquina del encuadramiento inferior izquierdo. Tiene mitra y báculo porque fue Obispo de Hipona.
   San Gregorio Magno se representa con una Tiara Papal, porque fue el único de los cuatro que llegó a ser Papa y además se le representa con un báculo que tiene una Cruz Papal con tres travesaños. Llamada en heráldica eclesiástica Cruz Tripla o Hierofante.
   San Jerónimo se identifica porque tiene a sus pies un león, en algunas pinturas del santo se representa cuando saca una espina al león de la pata. Tiene un bonete de presbítero y arriba un sombrero que usa la orden de Saan Jerónimo en su escudo. También se le representa con una cruz en la mano. Además se representa con una gran barba ya que murió de más de 80 años.
   San Ambrosio se representa con un báculo y una mitra, porque fue obispo de Milán, y todas las cuatro imágenes tienen libros en las manos.
   En la clave de la ventana tiene una exquisita custodia que se colocó debido a que la antigua Parroquia fue construida por la primera cofradía que tubo esta Parroquia, la del Santísimo Sacramento.
   En el tercer cuerpo de la portada a mano derecha se encuentra una piedra lisa que tubo según se dice el escudo del rey de España Luís Primero, que uso las mismas armas que su padre D. Felipe V, y en la que creo que debió de haber llevado las columnas de Hércules con el Non Plus Ultra, que se usó desde los tiempos de los Reyes Católicos y que actualmente lleva el escudo de España.
   Este escudo fue destruido cuando se destruyeron aquí en México todos los escudos de armas de los españoles por el año de 1827.
   En el otro extremo se encuentra el escudo de Armas del Vaticano con la Tiara Papal. Arriba de la corona que tiene el Padre Eterno tiene la fecha de la terminación de la portada 1745.
   La puerta tiene dos esculturas en madera que representan a San Pedro y San Pablo. San Pedro tiene otra escultura con la Tiara Papal y San Pablo un libro.
   En el año de 1762 se presentó al obispado de Guadalajara el siguiente documento:
“El Bachiller Don Joseph Antonio Bugarin Cura Rector, y Vicario in capite, Juez Eclesiástico de esta Ciudad de Nuestra señora de los Zacatecas por el Ilustrísimo y Reverendísimo Sr. Maestro Don Fray Antonio Alcalde Dignísimo Obispo de Guadalajara, Nuevo Reino de la Galicia y de León, del Consejo de su Majestad.
Certifico en cuanto por derecho debo que en la Iglesia Parroquial Mayor de esta Ciudad se celebra anualmente a la imagen de Nuestra Señora de la Asunción, una función en tres días continuos con misa cantada, víspera, y sermón en cada uno de ellos patente el Santísimo Sacramento, a la cual dan el título del Triduo de la Minería, por costearla los mineros, quienes lo celebran con mucha decencia, y solemnidad, y se asiste por todo el vecindario mucha devoción, en cuyo testimonio doy la presente en esta dicha Ciudad en tres de Noviembre de mil setecientos setenta y dos años. José Antonio Bugarin.
Ilustrísimo Señor.
Don José María de Silva vecino de esta Ciudad, prestando voz y caución por los mineros de la Ciudad de Zacatecas, en la mejor forma que día lugar en derecho parezco ante V. S. Ilustrísima y Reverendísima y = digo: que como consta de la certificación que debidamente exhibo en la Iglesia Parroquial de aquella Ciudad se celebra anualmente por los citados mineros en obsequio de la imagen de Nuestra señora de la Asunción, una función en tres días continuos con Misa cantada, vísperas y sermón en cada uno de ellos, a la cual dan el título de “el Triduo de la Minería por costearla los expresados, y como dicha función se halla celebrada con exposición del Santísimo Sacramento solicitaron, y con efecto consiguieron de Nuestra Santidad P. Clemente XIV que felizmente gobierna, el que por su Breve particular dado en Roma a catorce de febrero de este corriente año , conceda indulgencias plenaria a todas las personas de ambos sexos, que habiendo confesado y comulgado asistieren a la oración de cuarenta horas continuas, y no interpola zar sino es por el tiempo de la noche, que con licencia del ordinario se ha de hacer en dicha Iglesia Parroquial anualmente en los días de la expresada función, y allí rogaren a Dios Nuestro Señor por la paz y concordia entre Príncipes Cristianos, extirpación de la herejías y demás necesidades de la Iglesia cuya concesión es perpetua según por menor se expresa en el citado Breve que con su pase del Real y Supremo Consejo de Indias, y del Excelentísimo Señor Comisario Apostólico General de la santa Cruzada exhibió con la misma solemnidad suplicando a V. S. Y. a nombre de los referidos se sirva conceder el que le corresponde para que en su virtud pueda publicarse en dicha Iglesia Parroquial la enunciada gracia, y gozar sus habitadores este beneficio, mandando se me libre el despacho correspondiente a fin de que pueda obligar se asiente en el libro de Gobierno de aquel Curato para su constancia en todo tiempo. Por tanto.
A V. S. Ilma. Suplico rendidamente así lo mande que en ello recibirán merced dichos mis partes. José María de Silva.
En la ciudad de Guadalajara a tres de noviembre de mil setecientos setenta y dos años: Su Señoría Ilustrísima y Reverendísima el señor Maestro Don Fray Antonio Alcalde del Sagrado Orden de Predicadores Obispo de Guadalajara Nuevo Reino de la Galicia, y de León del Consejo de su Majestad, mi señor: Habiendo visto el Breve de su Santidad Nuestro santísimo Padre Clemente Papa décimo cuarto que felizmente gobierna su fecha en Roma a catorce de febrero de este corriente año, en que benigna y perpetuamente concede indulgencia plenaria y remisión de todos sus pecados a todos y cada uno de los fieles cristianos de uno y otro sexo, que verdaderamente penitentes, y confesados y con la sagrada comunión refaccionados visitaren devotamente la Iglesia Parroquial de la Ciudad de Zacatecas, y asistieren a la oración de cuarenta horas continuas, y no interpoladas sino por el tiempo de la noche que con licencia del ordinario se ha de hacer en ella una vez al año en la función que llaman el Triduo de la Minería, y allí rogaren a Dios Nuestro Señor por la paz, y concordia de los Príncipes Cristianos extirpación de la herejías, y exaltación de Nuestra Santa Madre Iglesia, según se contiene en el citado Breve de ella concesión, que original se ha presentado con su correspondiente despacho, en que consta haberse presentado, y pasado por el Real y Supremo Consejo de la Indias y Apostólico Tribunal de la Santa Cruzada: visto así mismo el escrito con que se presentó dicho Breve pidiéndose se le diese el pase acostumbrado, concediéndose la licencia para la publicación de dicha Indulgencia; con lo de más que consta y ver convino= Dijo: que en cuanto a la Eclesiástica Jurisdicción toca deba, y su S. Ilustrísima dio el pase acostumbrado a el Breve de su Santidad de catorce de febrero de este corriente año, concediendo su licencia en forma para que se pueda publicar la Indulgencia plenaria que en él se contiene en la Iglesia Parroquial mayor de la Ciudad de Zacatecas, con tal que la publicación se haga en el pulpito en el primero día festivo que ocurriere intermisarum solemnia, y sin estrepito ni otra alguna solemnidad, y que en sus puertas se pongan cedulas manuscritas, y no impresas en que se declare que para generar dicha indulgencia han de tener la Bula de la Santa Cruzada de la última predicación del año en que la intentaren; y mandaba y su Señoría Ilustrísima mandó se devuelva original el Breve presentado con testimonio de este auto para que se ponga en los libros de Gobierno de aquella Parroquia; y así lo proveyó, mandó y firmó. El Obispo de Guadalajara.
   Ante mi Don Ignacio Vázquez. Secretario”.
    La idea de poner el rosetón en la Catedral de Zacatecas debió ser idea del Conde de San Mateo de Valparaíso don Fernando de la Campa y Cos, fallecido en 1742, ya que en casi todos los templos que mando construir ponía rosetones en las ventanas del coro. Quizá copiado a la Catedral de Burgos, la Catedral de su tierra natal. La portada de Zacatecas se terminó en 1745, tres años después de la muerte del Conde, pero debió de haber dejado el proyecto y la idea de poner el rosetón, y en cuyo vitral debió de ponerse a la imagen de la Asunción de María, copiado a la imagen de la Asunción de la Catedral de México, pero en vez de imagen en mármol, el vitral de la Virgen. En el rosetón de Zacatecas también tiene a ángeles y querubines, en círculo, como lo tiene la Catedral de México en su portada principal.


Guadalupe, Zac. 23 de octubre de 2013.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada