domingo, 7 de julio de 2013

Los Nahuas en Durango Por Héctor Palencia Alonso

Los Nahuas en Durango
Por Héctor Palencia Alonso




   Del paso de los antiguos nahuas por lo que hoy es el estado de Durango, quedan los nombres de muchos lugares, ocupaciones, animales... "Súchil" es el nombre del pueblo, antiguo señorío del primer Conde del Valle de Súchil, en los límites del Estado de Durango con el de Zacatecas, en donde hice mi educación primaria con inolvidables maestros de veras, pertenecientes a la gloriosa escuela rural mexicana. "Súchil" proviene del náhuatl que quiere decir "Flor". El Diccionario de la Real Academia de la Lengua define el vocablo, como un pequeño árbol de las amílias de las apocináceas, de ramas tortuosas, hojas inceoleadas y lustrosas con largos peciolos lechosos y flores de cinco pétalos blancos con listas encarnadas. La madera sirve para construcciones.
   Acerca de la misma palabra, "Súchil", el Diccionario de Aztequismos, de Luis Cabrera, dice que es el nombre por antonomasia que se le da al "Yoloxóchitl" y considera dos especies: el arbusto ornamental de las malváceas y el arbusto lechoso también ornamental de las apocináceas.
Aparte del significado botánico, "Súchil" se denomina en algunos lugares, el final de una fiesta nocturna que termina al amanecer. En el Diccionario de México, su autor Juan Palomar, afirma que en Oaxaca, "Súchil" designa a una serpiente de cascabel.
   El "Sotol" es una bebida embriagante, su nombre es del náhuatl "Zotolín" que significa "Palma' También se dice "Zoyate" y se le atribuyen numerosas bondades cuando se mezcla con las hojas de sen. De acuerdo con la creencia popular, esta preparación es útil contra la diabetes y los malestares provocados por el coraje (una "muina"), además se asegura que tiene propiedades afrodisíacas...
"Michis" es el nombre de una sierra por el rumbo de Súchil. Viene del náhuatl "Miztli" que significa "puma" que es considerado e! león americano. De "Miztli" deriva "Miso", palabra que se usa para llamar al gato, de aquí, "Micho", "Michieho" y "Minino".
   Por aquellos rumbos se usaba la palabra "Güila" o "Huila" para significar el papalote o cometa que los niños de aquel tiempo aprendimos a hacer con popotes, papel de china, engrudo (harina con un poco de azúcar y agua, puestos al fuego) y un pedazo de tela como cola y un cordel largo para levantarlo sobre el valle. A este mismo vocablo daban el significado de prostituta. El origen es el vocablo del náhuatl "Huila" que quiere decir "arrastrarse".
   "Hüizachero" se decía hasta hace unos años, del litigante sin título de abogado, también llamado "Tinterillo". La palabra "Hüizachero" proviene del náhuatl "Huixachi", nombre de una planta de la que se obtenía, desde los tiempos de la Colonia y años después, una tinta, la única usada en nuestro país.
   El término "Hüizachero" me lleva al término "Chicána", todavía usado para expresar triquiñuelas, o tácticas dilatorias de los litigantes. Al respecto conozco dos versiones: Una, que "Chicana" viene del náhuatl, "Tzinana" que quiere decir, medicamento para curar las enfermedades del ano y por añadidura molestia que se ocasiona a alguien, posiblemente por el supositorio que utilizaban los médicos nahuas. La segunda versión, que considero la correcta, es la que se refiere al Dios de los persas llamado "Chicana" y que se representa desde hace siglos como un personaje engullendo grandes cantidades de documentos, y con este significado de abogado tramposo pasó al teatro Francés. Hoy, en México es de uso común el verbo "Chicanear".
    El vocablo "Macuchi" también viene del náhuatl, "Macehualli" que quiere decir "Siervo", "Vasallo". Se decía "Tanaco macuchi" o sea de baja calidad, y tratándose de personas, "tosco", "trocho".
   "Malacanchoncha" es una palabra que se usaba en el medio rural y viene del náhuatl, "Malacachoa", es decir girar sobre sí mismo y "Tontli", desinencia o diminutivo, se refería a un juego en que una persona giraba rápidamente llevando a un niño agarrado de las muñecas sin que tocara el suelo.
   También del náhuatl, "Toloache". Viene de "Toloatzin" que es el nombre de una planta espinosa que se vincula con la brujería. Provoca severas lesiones en e! organismo. El "Toloache" llamado también "Higuera del Infierno" tiene flores de color blanco y fruto espinosos, esféricos, que contienen pequeñas semillas negras. Se afirma que tan sólo con oler las flores, basta para volverse loco.
El "Toloache" se usa en la magia amorosa. Cuando alguno siente un amor muy intenso, irracional, se dice que "le dieron toloache".
   Recuerdo ahora que en el pueblo de mi infancia, que tenía fama de que había en él, brujas y aquelarres, había un hombre que se pasaba el día sentado en el umbral de su casa, atontado, y las malas lenguas decían que su mujer le había dado la higuera del infierno, para quitarle el gusto de mujeriego. Terrible recurso el del toloache para garantizar la fidelidad. 
   Las palabras "Tepehuanes" y "Tepehuaño" tienen su origen en el vocablo náhuatl, "Tepehuani" que quiere decir "Guerrero", "Conquistador". Designan a un grupo étnico y el idioma hablado por sus miembros que viven hasta nuestros días en algunas regiones del Estado de Durango, entre ellas, la de El Mezquital. Esta palabra, "Mezquita!" también nahua, expresa "Lugar de mezquites".
   El "Chenche' es el nombre que en Durango se da desde hace muchos años al Cenzontle", que es un pájaro de color pardo con el pecho blanco, tiene bello trino y puede imitar la voz humana. "Chancho" proviene del náhuatl, "Cenzontlatóltol", de "Cenzontle". "Cuatrocientos" y "Tlacoli". "Palabra" y "Tótotl", "Pájaro", literalmente. "Pájaro de cuatrocientos cantos".
   Para los durangueños es de todos conocido el término "Moyote" como sinónimo de mosquito o zancudo, y deriva del náhuatl "Móyotl", "Mosquito". Cuando éste ataca con su peculiar zumbido, los aztecas le daban el nombre de "Muyotl" (con "u" en tugar de la "o" primera).
   Del náhuatl "Xixicoa" que significa "tener pena", "sentir miedo", viene la palabra "Ciscar". Esto es, por ejemplo, "El se cisca" "me cisqué". También recuerdo la frase: ¡"Císcalo, Císcalo, Diablo panzón!" para expresar el deseo de que alguien se equivoque en algún juego.
 En otro artículo me referiré a otros nombres de lugares durangueños de notorio origen náhuatl, tales como Tuitán, Topia, Canatlán...







No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada